miércoles, 1 de octubre de 2014

La despensa de la belleza Parte I

 


En la despensa de nuestra casa suele haber un montón de tarros llenos de legumbres, especias, sal, azúcar, arroz, pasta... Pues bien, hay un montón de ingredientes naturales que bien pueden servirnos para crear nuestra propia despensa de la belleza.

Llevo ya varios posts hablándoos de productos naturales y remedios para hacer en casa, así que ya va siendo hora de que haga una pequeña recopilación de algunos alimentos que habitualmente utilizamos en la cocina, y herramientas caseras que también son tremendamente útiles en nuestro bienestar exterior.



#Miel
Por si no lo sabíais, la miel es antibacteriana por lo que la convierte en un producto ideal para pieles grasas o con rojeces. Si tenemos alguna sequedad, quemadura o escozor en nuestra piel, os recomiendo untaros por la noche un poco de miel en ella, vendar la zona o poner una tirita (según el tamaño) para que quede totalmente cubierta, y a la mañana siguiente veréis lo recuperada que está esa zona! Por otro lado, como es bastante pegajosa, es perfecta como base para hacer una mascarilla facial.
 



#Azúcar
El azúcar blanca o morena es, junto con la sal, uno de los mejores ingredientes caseros para exfoliarse la piel de manera natural. En un cuenco, ponéis dos cucharadas de azúcar, vais añadiendo agua poco a poco hasta lograr hacer una especie de pasta de azúcar, y ya tenéis un exfoliante casero en toda regla. Lo podéis aplicar en las zonas escamosas, en la cara o por todo el cuerpo, haciendo especial hincapié en codos, rodillas y talones. Eso sí, luego enjabonaros o ducharos porque si no, os vais a quedar de lo más pegajosas!
 




#Bicarbonato
Antes de que llegara el Almax, era muy habitual tener en casa un bote de bicarbonato o sal de frutas. Si aún tenéis alguno, que sepáis que se puede utilizar también para lavarse los dientes (por si nos hemos quedado sin pasta). Además, según dicen blanquea. También, ayuda a secar una espinilla, y lo podéis aplicar en el cabello húmedo, masajeando (luego nos lavamos el pelo normal) para eliminar el exceso de grasa. Igualmente, para las mujeres que tengan una piel grasienta, es otro fantástico exfoliador.
 




#Aceite de Almendras
Ya os hablado de este aceite, que me encanta para el cuidado de la belleza, y que utilizo muchísimo! Pero, por recordar algunas de sus múltiples utilidades os resumo que es una hidratante excelente para la piel seca, un buen desmaquillante de ojos, suaviza las cutículas de las uñas, suaviza y da brillo al pelo seco y dañado, se puede usar como aceite de cuerpo tipo el de Johnson...



#Cepillo de dientes viejo
Si tenéis un cepillo de dientes ya muy usado y lo queréis tirar, esperaros porque tiene más vidas! Es una herramienta perfecta para peinar las cejas, aplicar productos en las pestañas (rímel no, sino productos nutritivos o cremas), o aplicar el tinte en el cabello en aquellas zonas delicadas o hacer pequeños retoques. También ayuda a exfoliarse los labios, las rodillas, los codos, los talones... y es un limpiador perfecto de herramientas como el sacapuntas, pinzas, rizador de pestañas, cepillo de pelo...



#Toallitas húmedas de bebe
Yo siempre tengo un paquete de toallitas húmedas en el baño pues si voy con prisas o apenas llevo maquillaje, desmaquillan fenomenal. Alguna vez también me han servido para ayudar a quitar restos de maquillaje en la ropa (no los eliminan por completo, pero sí quitan bastante). Y cuando me he retirado el esmalte de uñas, me he pasado una de estas toallitas para retirar restos e hidratar, y se quedan fenomenal!



Mañana más!



Imágenes vía Pinterest
 
 
 

martes, 30 de septiembre de 2014

¿Se puede ir de negro a una boda?

 

Desde que se casó mi hijo hace ya más de un año, he recibido muchas preguntas acerca de lo que hacer y lo que no en una boda; y una de las preguntas más frecuentes que he recibido es si se puede ir de negro a una boda.

En realidad, no se debería ir de negro pues antiguamente el negro estaba asociado al luto y una boda era motivo de celebración y fiesta. Así que mi respuesta es que no, si puedes evitarlo, y mucho menos si eres la madrina!

Pero dado, que para muchas decidir cómo ir vestidas a una boda es motivo de preocupación, e incluso de estrés cuando nuestras medidas son "abultadas", el negro puede ser nuestra salvación. Es el color en el que más cómodas nos sentimos, y desde luego no vamos a retirarle la etiqueta de ser el más elegante. Así, que no nos vemos con otras tonalidades, igualmente oscuras como el gris, morado o azul, pues no sufráis e id de negro!! No vamos a hacer un drama.

Eso sí, intentad no ir tampoco total black. Acompañad a vuestro vestido de accesorios coloridos, como el tocado, o los zapatos y bolso, que sean de colores más vivos como el rojo o verde, o neutros como el nude o rosa pastel.

También os digo que esta decisión dependerá de vuestro entorno social y de si puede molestar a ciertas personas, sobre todo, los novios y los familiares más cercanos. Pero, si no es el caso, para aquellas que quieran romper el protocolo, aquí tenéis unos bonitos vestidos negros, tipo LBD, con los que seguramente iréis de lo más guapas que es de lo que se trata al fin y al cabo!




Vestido de Zara


Vestido de Adolfo Domínguez



Vestido de Fiesta de El Corte Inglés




Vestido de Bacconi




Vestido de Asos




Vestido de Violeta by Mango




Vestido de Marina Rinaldi


Hasta mañana!!

Imagen superior vía Pinterest

lunes, 29 de septiembre de 2014

¡¡Ya he cumplido dos años!!

 


Este sábado pasado fue el cumpleaños de este blog, que tantas alegrías me está dando. En Casa de Oly ha cumplido dos años, y quería daros las gracias infinitas a todas las que me seguís y me leéis. Sin vosotras, no soy nada así que un millón de besos para todas!!

Para mis 1.785 seguidores en Twitter; a mis 1.754 amigos en Facebook (Oly Sánchez) más los 763 seguidores del blog en Facebook; a los 1.396 de Google+ y 224 Google Friends. Y en especial, a Carmen de El rincón de Baqui, Estelle de Las Cute Nails de Estelle, Abbie de Abbie Gold, Belén de Bellepoque y a todas las que dejáis vuestros comentarios en las entradas. Sois geniales!!

Tras haber soplado las dos velas, seguiré trabajando duro y espero que el año que viene, sigáis conmigo y celebremos juntas mi tercer aniversario!!



Un beso y hasta mañana!!



Imagen superior vía A Subtle Revelry
 
 
 

viernes, 26 de septiembre de 2014

Amor por la sopa de cebolla francesa


Tengo una gran debilidad por las brasseries francesas y su comida. Recuerdo la primera vez que fui a París ya hace unos años con unos amigos. El primer día fue una mañana lluviosa y estuvimos caminando por los Campos Elíseos hasta el Museo del Louvre. Hacía frío y las piernas ya estaban resentidas, así que vimos una brasserie de lo más acogedora y ahí entramos a comer y calentarnos!

La pena es que no recuerdo su nombre, pero sí su ambiente bullicioso, y sobre todo, la sopa de cebolla que me tomé, que me encantó y me sentó fenomenal! Tanto me gustó que desde entonces la suelo preparar en casa; incluso me compré unos tazones clásicos para tomarla. Y es que acompañada de un buen y cremoso queso francés, pan tostado, y una pizca de picante, es una delicia!!

Es muy sencilla de hacer, así que, ahora que ya han llegado las lluvias y bajado las temperaturas, empieza la temporada de sopas. A por ella!!

Aquí os dejo, como ya es habitual, algunas recetas de mis compañeros especializados en gastronomía pues hay varias maneras de prepararla:

 
 
 
 
Receta de All Recipes

 
 
Receta de Mi cocina francesa

 
 
Receta de Pizca de Sabor


 
Receta de Salseando en la Cocina



Que os aproveche y nos vemos el lunes.
Buen fin de semana!!



Imagen superior vía Dicas de Frances